Spam

Concepto de Spam

Qué es el Spam

Spam es una palabra de origen inglés que se usa para dar nombre a la acción de enviar mensajes no deseados, solicitados ni permitidos en Internet. Un término también adoptado en castellano y que se conoce en la actualidad por ser bastante frecuente, sobre todo en todo lo relacionado con los e-mails, y también por ser uno de los fenómenos más perjudiciales para la reputación de las marcas.

Aunque sea bastante perjudicial, aquellos con menos experiencia en el sector suelen recurrir al spam para intentar ganar presencia o difundir contenidos. No obstante, el efecto conseguido puede ser totalmente opuesto al que se persigue. Recurrir a bots programados para saturar bandejas de entrada con mensajes o para provocar una difusión artificial y no consentida, es algo que puede conseguir resultados a corto plazo, pero que a la larga solo trae problemas.

Este fenómeno adquiere especial peligro con las últimas modificaciones de la Ley de Protección de Datos. De hecho, los servidores de correo castigan severamente bloqueando a todas aquellas cuentas que hagan spam. Incluso los buscadores también se encargan de castigar a aquellas webs y dominios que pongan en marcha este tipo de práctica.

Por su naturaleza y funcionamiento, el spam es algo que entra en total contraste con el marketing moderno. Ahora, que se premia el contacto natural y cercano con el consumidor, obligarle a leer contenidos e invadir su privacidad con tácticas invasivas como esta, no son más que una mala praxis que se aleja por completo de los principios actuales.

Para qué sirve el Spam

Sirve para conseguir una difusión altísima de un contenido e incluso tiene la capacidad de reforzar la visibilidad de aquello que se desee, lanzando publicaciones a un elevado número de personas, aunque sea sin su consentimiento. Visto así, parece una buena estrategia para ganar presencia con rapidez y comodidad, pero cuando se pone en práctica, no hace más que provocar problemas.

Es, de hecho, uno de los sistemas que más se ha utilizado en iniciativas de mail marketing, aunque actualmente ha perdido muchísima fuerza por lo perjudicial que es en cuanto al empobrecimiento de la imagen de marca que genera.

Ejemplos de Spam

Como ejemplos de Spam podemos plantear un caso hipotético aplicado a BlackBeast, nuestra agencia de marketing. Pongamos como ejemplo que queremos promocionar con fuerza una oferta especial en nuestro servicio de publicidad en Adwords. Para conseguir una alta y rápida difusión, preparamos un correo que lanzamos a una gran cantidad de listas de usuarios que no han sido siquiera clientes nuestros, ni han dado su consentimiento.

Esto puede provocar que los servidores destino automáticamente detecten el mensaje como spam y bloqueen nuestros mensajes, o lo que es lo mismo, nos sumen a blacklists que impidan difundir contenidos vía mail.

Más información del Spam

Si quieres leer más sobre el Spam, echa un vistazo a los siguientes posts:

PRESUPUESTO
910 867 459 Presupuesto